• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

August 17, 2012

Nueva Línea Anónima para Denunciar a Maltratadores de Caballos en Tennessee

Una semana antes del comienzo de la Celebración Nacional Tennessee Walking Horse del 2012 en Shelbyville, Tennessee, la organización The Humane Society of the United States está lanzando una línea telefónica nacional en inglés y español para ayudar a poner fin a la práctica ilegal y cruel conocida como "Soring," en la cual las patas de los caballos son inyectadas con químicos cáusticos para forzarlos a llevar a cabo un paso artificialmente alto como parte de un espectáculo. La HSUS ofrece una recompensa de hasta $10,000 a cualquier persona con información que conduzca al arresto y condena de un infractor de la Ley de Protección Animal o cualquier ley estatal que prohíbe esta práctica.

La línea anónima y recompensa están siendo anunciadas en un cartel nuevo que se instaló frente a la sede donde se organizará el evento. Muchos de los entrenadores y jueces que están participando en el evento de este mes tienen antecedentes de infracciones contra la Ley de Protección Animal.

"Es inaceptable que la tortura deliberada hacia los caballos de Tennessee sigue en pie a pesar de que una ley federal para detenerla tiene décadas de existencia", dijo Keith Dane, director de protección equina de la HSUS. "La Humane Society of the United States insta a cualquier persona con información acerca de esta crueldad detestable a llamar a nuestra nueva línea anónima. Con la cooperación de los testigos, podemos ayudar a llevar a los infractores ante la justicia y a liberar a la industria de los abusos que manchan su reputación".

Mientras se extiende la conciencia sobre el trato abusivo de los caballos conocidos como Tennessee Walking Horses a los niveles más altos de la competencia, la HSUS continúa con su compromiso de ayudar a llevar a los violadores ante la justicia. A principios de este año, la HSUS pagó una recompensa de $10.000 por información que condujo a la detención y condena de Barney Davis, un entrenador de caballos de Tennessee, por infracciones a la Ley de Protección del Caballo. Davis declaró durante su audiencia de sentencia que la práctica de inyectar químicos a las patas de los caballos es común.

Cualquier persona con información sobre esta práctica cruel debe llamar al 855-667-6746 o enviar un correo electrónico al equineprotection@humanesociety.org. Las denuncian pueden hacerse en español o inglés. La HSUS protegerá la identidad de todas las personas que llamen.

Hechos:

•    Aunque el Congreso aprobó la Ley de Protección del Caballo hace más de 40 años para criminalizar el abuso de los caballos en estos espectáculos, estas actividades ilegales continúan sin cesar en toda la industria.
•    Una investigación encubierta de la HSUS del conocido entrenador Jackie McConnell reveló que los entrenadores pueden seguir inyectando químicos tóxicos y dolorosos a las patas de los caballos e ingresarlos a los eventos sin ser detectados, incluso mientras cumplían una descalificación federal. La investigación atrajo la atención nacional y resultó en el rechazo público a la práctica. McConnell se declaró culpable de un delito grave por cargos relacionados con la conspiración para violar la Ley de Protección del  Caballo, y tres de sus socios se declararon culpables de cargos relacionados.
•    En el evento del año pasado, el Departamento de Agricultura de EE.UU. llevó a cabo pruebas para detectar el uso de sustancias prohibidas en los caballos y encontró que un sorprendente 100 por ciento de esos caballos dieron positivo.
•    La HSUS ha contactado al consejo directivo del evento, con el fin de ayudar a la industria a instituir reformas para proteger a los caballos y restaurar su credibilidad. La HSUS hace un llamado para que se establezcan algunos cambios de sentido común, como la expulsión de los que atormentan a los animales en el escenario, el establecimiento de una política de cero tolerancia para este comportamiento criminal y la adopción de prácticas y políticas que aseguren un lugar para la competencia justa, humanitaria y legal para esta raza de caballos en el futuro.
•    En junio, el USDA anunció una norma que obliga a las organizaciones certificadas de la industria del caballo a imponer penas mínimas obligatorias de manera uniforme a cualquier violación de la Ley de Protección del Caballo. Estas organizaciones operan bajo la supervisión del USDA para hacer cumplir la Ley de Protección de Caballo a través de la realización de inspecciones en las competencias Tennessee Walking Horse. La organización que ha sido contratada para llevar a cabo las inspecciones del evento para el 2012 se ha negado a cumplir con estas nuevas normas.

-30-

Contacto para los medios: Raúl Arce-Contreras; rcontreras@humanesociety.org; (301) 721-6440

  • Sign Up
  • Log in using one of your preferred sites
    Login Failure
  • Take Action
  • Shop
Media Contact List2