• Share to Facebook
    • Twitter
    • Email
    • Print

September 7, 2012

Jack in the Box, Qdoba eliminarán las polémicas jaulas de cerdos de su cadenas de suministro

La Humane Society of the United States aplaude el progreso de la empresa restaurantera

Jack in the Box, Inc. se ha convertido en la más reciente empresa restaurantera en anunciar que eliminará las polémicas jaulas de gestación de la cadena de suministro para sus productos porcinos. Gran parte de la industria porcina utiliza jaulas pequeñas para inmovilizar a las cerdas madres prácticamente a lo largo de su vida entera.

La empresa con sede en San Diego opera y supervisa franquicias en más de 2.200 establecimientos de Jack in the Box y 576 de Qdoba Mexican Grill.

"Hemos evaluado la literatura científica... y hemos consultado sobre este tema con nuestros proveedores y expertos en bienestar animal ", afirma Jack in the Box, Inc., en su recientemente actualizado Animal Welfare Report (Informe sobre el Bienestar Animal). "En 2012, informamos a nuestros proveedores de carne de cerdo sobre nuestro objetivo de que toda dicha carne se origine de sistemas de abastecimiento en los cuales las cerdas gestantes sean criadas en un entorno de alojamiento en grupo en lugar de jaulas de gestación. Hemos comenzado a consultar con nuestros proveedores sobre cómo van a completar esa transición antes de finales del 2022."

La organización The Humane Society of the United States apoya el progreso de Jack in the Box.

"Jack in the Box sabe que las cerdas no deben estar en una jaula, donde son incapaces de moverse durante casi toda su vida", dijo Matthew Prescott, director de políticas alimentarias para la HSUS. "Los estadounidenses simplemente no apoyan este trato inhumano de las cerdas, y el anuncio de Jack in the Box es tanto mejor para los animales y una buena decisión de negocios".

Empresas como  McDonald’s, Burger King, Wendy’s, Oscar Mayer, Costco, Safeway, Kroger y otras compañías de alimentos han hecho anuncios similares, lo que indica la reversión de una tendencia que la industria porcina ha tenido por las últimas tres décadas, la cual ha dejado a la mayoría de las cerdas para cría confinadas día y noche a lo largo de los cuatro meses de embarazo en jaulas de gestación. Estas jaulas son apenas más grandes que los cuerpos de las cerdas, lo que impide que los animales puedan siquiera darse la vuelta. Las cerdas son colocadas en otra jaula para dar a luz y luego vuelven a ser impregnadas y puestas de nuevo en una jaula de gestación. Este ciclo se repite, embarazo tras embarazo, a lo largo de la vida entera de los animales. Veterinarios, agricultores, defensores del bienestar animal, los científicos de animales, los consumidores y otros han criticado este sistema de confinamiento.

Hechos

•    Nueve estados de EE.UU. han aprobado leyes que prohíben las jaulas de gestación.
•    La Dra. Temple Grandin, reconocida especialista en bienestar animal y asesora de la industria porcina, ha expresado: “El confinar a un animal a un recinto en el que ni siquiera puede darse vuelta no representa una vida digna”. Agrega la Dra. Gradin: “debemos darle buen trato a los animales, y las jaulas de gestación deben desaparecer".
•    Grandes empresas porcicultoras como Smithfield Foods y Hormel se han comprometido a eliminar para el año 2017 el uso de estas jaulas en todas las instalaciones estadounidenses propiedad de dichas empresas. Cargill ya ha eliminado el uso de dichas jaulas en el 50 por ciento de su producción.
•    Un video que documenta una investigación encubierta en una granja de cría intensiva de Smithfield Foods está disponible aquí.

-30-

Contacto para los medios: Raúl Arce-Contreras; rcontreras@humanesociety.org; (301) 721-6440

  • Sign Up
  • Log in using one of your preferred sites
    Login Failure
  • Take Action
  • Shop
Media Contact List2